Embarazo

Dolor de espalda embarazada: ¿qué hacer?


Una de cada dos mujeres embarazadas sufre de dolor de espalda durante el embarazo. Sin embargo, el simple hecho de saberlo y conocer algunos rudimentos evitará muchas preocupaciones.

El dolor de espalda es normal.

  • A medida que el bebé crece, su barriga se vuelve más grande y más pesada.
  • Para mantener el equilibrio y evitar que se caiga, su espalda actuará como contrapeso y resistirá arqueándose de forma natural.
  • Se agrega un segundo fenómeno que amplifica la tensión de la espalda: durante el embarazo, las hormonas actuarán sobre los músculos, tejidos y ligamentos del útero para suavizarse y permitir que el cuerpo se adapte de manera segura a evolución del bebé.
  • Por lo tanto, hacia la mitad de su embarazo, algunas mujeres sentirán dolor de espalda que se intensificará.
  • Sin embargo, algunos rudimentos simples para implementar son realmente efectivos y pueden reducir en gran medida el dolor o incluso eliminarlo por completo.

Tu dieta

  • Estar embarazada no significa que deba comer el doble de lo normal. Para prevenir cualquier dolor de espalda, considere enfocarse en lo cualitativo más que en lo cuantitativo.
  • Tres comidas equilibradas y variadas harán la diferencia y evitarán el sobrepeso desconsiderado para su espalda.

Tu postura

  • Estar demasiado tiempo cuando está embarazada no es lo ideal. Prefiero acostarse regularmente. Esto también tendrá el beneficio de relajar y aliviar el estrés que tiende a amplificar el dolor.
  • Cuando esté de pie, opte por zapatos planos y recuerde ponerse de pie y no apoye su peso sobre su arco. Durante todo el día, haz lo correcto.
  • Cuando te sientas, las instrucciones siguen siendo las mismas. Para facilitar la posición, acuñe contra el respaldo de su silla. Y evite usar o mover objetos pesados.

Su forma

  • Caminar, piscina, estiramientos, yoga ... todos estos deportes, siempre que se practiquen suavemente, mantendrán el tono de sus músculos y reducirán las limitaciones de su relajación natural. Para una eficiencia óptima, practique estas actividades regularmente y no lo haga solo durante el embarazo. ¡Antes, durante y después, la actividad física evitará muchos trastornos y afecciones y le permitirá mantenerse en forma durante todo el año! No podemos recomendar demasiado consultar a su médico primero para averiguar qué actividad es mejor para usted.

¿Qué hacer si el dolor de espalda persiste?

  • No dude en consultar a su médico que le recetará ciertos medicamentos. Además, con el consejo de su médico, acuda a especialistas en rehabilitación que le volverán a aprender los buenos gestos y la buena postura que debe adoptar para canalizar el dolor.
  • Desde el osteópata hasta el fisioterapeuta, pasando por el acupunturista, depende de usted qué medicamento le conviene y responder a estos dolores persistentes.
  • Lógicamente, solo unas pocas sesiones serán suficientes para erradicar cualquier dolor de espalda.